Publicado el

May We Never Forget.

Hace diez años.

Trabajaba como Director de Producción de un grupo radiofónico. Tenía un programa de radio por las tardes. Escuchaba a los Strokes. Tomaba fotografía con una cámara analógica. Todavía no tenía un iPod (compraría el primero hasta el año siguiente), escuchaba música y realizaba entrevistas en un Mini Disc portátil. Manejaba un New Beetle (color negro, por supuesto). Vivía en un Departamento con mi novia en el Desierto de los Leones.

Durante varios años cubrí los MTV VMA´s en la Ciudad de Nueva York (sólo un año en L.A.) cada mes de Septiembre. Ese año, por diferentes razones, viajaría en esa misma fecha a los estudios Smart en Madison, Wisconsin para entrevistar a Garbage.

Estaría de vuelta en México el Domingo 9 de septiembre.

El lunes 10 mi hermano, vive en L.A., me pediría, vía correo electrónico, que le digitalizara y enviara una foto en la que, desde el puente de Brooklyn, aparezco con mi esposa con el Skyline de Manhattan de fondo. Ahi aparecían, dándole contexto a la gráfica, las Torres Gemelas. La fotografía la tomaría en la víspera del milenio.

En ese viaje (diciembre 1999) encontraríamos, en una calle cerca de la 42, muy sorprendidos, un par de trailers con cajas gigantes refrigerantes. En la televisión escucharíamos que la policía los había colocado ahí en caso de que, en la celebración del fin de año, sufrieran un ataque terrorista y fuera necesario congelar los cuerpos de las víctimas.

Era la primera vez que escuchaba que Manhattan contemplara la posibilidad de un ataque terrorista.

La mañana del martes 11 de Septiembre del 2001 estaba duchándome cuando Fernanda, entonces todavía mi novia, me avisaba que un accidente había ocurrido en las Torres. Apenas alcanzaba a escucharle la frase “Se estrelló un avión”.

Pensando que el asunto habría involucrado sólo a un helicóptero o a una pequeña avioneta, decidí no prestarle mayor atención.

Salí incrédulo de la regadera cuando me dijo que habían sido dos aviones.

Durante todo ese día trataríamos de darle sentido al ataque terrorista. A la par que se reescribía la historia, buscaba razones que justificaran a este ataque brutal.

Por la noche estaría pegado a la televisión satelital viendo, una y otra vez, la repetición de la misma imagen.

A los que trabajamos en medios nos quedó claro que, detrás de estas repeticiones, Bush construía la historia que contaría a los Estados Unidos y al mundo. También haría un énfasis en los héroes de la tragedia. Utilizaría el dolor de una ciudad y la indignación del país para procurar la recuperación de una nación.

Noticias periféricas como una ataque nocturno en Medio Oriente (a unas horas de ocurrido el atentado) serían eliminadas. Otras, como el avión que se estrelló días después en Queens, minimizadas. Un perfecto control editorial frente a nuestros ojos.

El impacto de lo sucedido anunciaba que este evento marcaba el cambio de ciclo. Era la bienvenida atrasada al nuevo milenio.

Tres días después platicaba el asunto con Gustavo Cerati (en esta página verán algunas imágenes del encuentro). Estaba de visita en la Ciudad para realizar un par de presentaciones.

El día 27 yo estaría en Mexicali dando una plática de radio.

El 29 me casaría con Fernanda.

En Septiembre del 2009, diez años después de ese primer viaje a N.Y. con Fernanda, visité la zona cero. Esa lluviosa mañana entramos al pequeño museo que abrieron, a un par de cuadras, y que presenta, al lado de algunos objetos conmemorativos, los planos del monumento que recordará la tragedia. Paseamos por la zona de construcción del mismo y a unas cuadras encontramos una larga placa conmemorativa.

Casi a la mitad de sus grabados se encuentra una frase contundente:

May We Never Forget.

Los que vivimos ese día jamás lo olvidaremos. Tampoco los que le siguieron.

About these ads

2 Respuestas a “May We Never Forget.

  1. Ricardo ⋅

    Si, no debemos olvidar, pero también hay que tomarlo como el inicio de una nueva era de conciencia global y cuando nos dimos cuenta que somos vulnerables a un grupo que actúa poseído por el poder de las ideas.

  2. Un gusto ver a Zamora posteando de nuevo..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s